Desparasitación interna

Desparasitación interna2018-01-12T08:26:37+00:00

Te recomendamos una desparasitación, al menos, cada 3 meses

En nuestra clínica veterinaria te ofrecemos el plan antiparasitario que mejor se ajuste a la forma de vida de tus mascotas.

Recuerda además que la ley te obliga, tanto si tu compañero es un perro como si es un gato, a llevar una correcta prevención contra el Echinococcus (tenia del perro) ya que ésta es muy peligrosa para las personas.

Pídenos una cita para nuestra consulta y aparte de realizar un Examen de Salud, te informaremos de todo y aplicaremos a el tratamiento apropiado para tu mascota. En solo 15 minutos puedes ayudar a toda tu familia a estar más seguros, sanos y protegidos.

En muchas ocasiones tenemos un problema, lo que no vemos tiende a no suponernos un problema. En el caso de los parásitos internos esto es más que cierto porque, como parasitan el intestino y otras zonas de nuestras mascotas no visibles para nosotros, pensamos que “no existen”.

Los gusanos redondos intestinales, pulmonares, tenias, etc. forman parte de ese grupo de parásitos que además de producir problemas en tus mascotas, pueden llegar a producir problemas muy serios en los seres humanos -en algunos casos hasta ceguera.

El problema es especialmente importante en el caso de los niños porque en ellos el concepto de higiene es menos estricto que en nosotros, y más frecuentemente suelen tener contactos accidentales con las formas de contagio de estos parásitos.

 

Mi mascota nunca ha salido a la calle ¿Puede tener parásitos?

Sí, los parásitos internos pueden ser transmitidos desde sus madres, bien a través de la placenta o bien mediante la leche materna. Por ello, aunque tu mascota no haya salido nunca a la calle puede tener riesgo de estar infestada de parásitos.

Las formas más habituales de contacto e infestación de parásitos suele ser mediante contacto estrecho entre animales, o entre ellos y sus deposiciones, aunque hay otras como la presencia de pulgas, las cuales transmiten el parásito Dipylidium.

Las principales consecuencias en tus mascotas pueden ser la pérdida de peso y diarrea no controlable, aunque puede haber otras muchas manifestaciones.

¿No has encontrado la respuesta a tus dudas?

Habla con nosotros